Conoce los menús

Política de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

¿Es bonito del norte?

Cuando vamos a la pescadería, cuando nos sirven un plato… ¿Cómo sabemos que lo que vamos a comer es el Bonito del Norte? Las expertas en alimentación de nuestra tripulación nos han dado algunas claves para diferenciarlo. Pautas que utilizan a la hora de seleccionar el pescado servido en nuestros menús.

¿Es época de bonito?

Durante su viaje migratorio anual el Thunnus alalunga, túnido también conocido como bonito, llega a nuestras costas en los meses de verano, sobre todo en mayo y junio, prolongando el viaje a veces hasta octubre. En esta migración se alimenta de sardinas, calamares y crustáceos.

Características:

Su espalda es de color azul oscuro y la parte inferior del vientre blanca, con un toque marfil. Su carne es clara, casi blanca, infiltrada de grasa que le da un sabor intenso. Por su composición, el ácido graso insaturado de esta grasa, y especialmente el omega-3, provoca que su consumo sea muy apropiado para regular el metabolismo del colesterol y prevenir enfermedades cardiovasculares.

Cuando este pescado es capturado en nuestra costa, El Cantábrico, con anzuelo y tiene un peso mínimo de 4 kg, se cataloga con la marca "Bonito del Norte". Esta marca recoge en una etiqueta, a modo de distintivo de control, fecha de desembarque, barco de captura, equipo de inspección, puerto de desembarque y sello de Calidad Alimentaria que garantiza el origen del producto.

En otros territorios cercanos el bonito se pesca con redes y otras técnicas de pesca como el “volante”. Esto reduce la calidad del producto debido al estrés que sufre el pescado.

Preparaciones más comunes:

Conservas:  El Bonito del Norte es muy apropiado para la elaboración de conservas. Su preparación es muy sencilla. Esta preparación preserva el sabor y los aromas del pescado y es una de las joyas que nuestra industria conservera ofrece al mundo.

Guiso: Cuando estamos en temporada, lo mejor es consumir las especialidades que ofrece nuestra cocina, entre las que se encuentra el "marmitako". En euskera significa "de marmita/olla", haciendo referencia a la comida tradicional de los pescadores. El marmitako combina en una excelente preparación productos del mar y de la huerta. Y cada vez que lo ponemos en nuestro menú… ¡los platos quedan limpios! ¡Somos amantes del marmitako!

Plancha: La ventresca a la plancha, muy poco hecha en el interior, es un placer culinario, un tesoro gastronómico. Y con una chispa de buen vinagre de Jerez, ¡qué decir!

Volver a bitácora

¿Quieres suscribirte a nuestras novedades?

  •  
  •